22 ago. 2017

Malditos perros Pug (de mierda)

WARHOL, Andy.

Cuando uno se esfuerza por vivir coherente y comprometidamente los principios morales emanados por el Logos (ΙΧΘΥΣ), no existe peligro alguno de "extremismos". Cuando se vive la verdad, no hay exageraciones posibles: así como no se puede ser "demasiado honesto", o sólo "ligeramente mentiroso". Los extremismos, en vez, surgen cuando uno se compromete existencialmente con un error, con una mentira. Porque si, lógicamente, la vivencia de la verdad embellece, la vivencia de la falsedad deforma, enferma y pervierte. 

Todo extremista es un lastimero individuo confundido: un hombre tenaz, cotidiana y habitualmente engañado por las sandeces de algún "filósofo", "gurú", "maestro", "psicólogo" o "amigo". Porque todos nos sentimos perdidos eventualmente. Mas no sabemos dónde acudir por ayuda, y acabamos envueltos en cosas raras: alucinando patológicamente por el "calentamiento global", la yoga, el protestantismo, el reiki, el marxismo, los (pseudo)refugiados, el femi(nazi)smo, el capitalismo, Harry Potter, el veganismo, Game of Thrones, los malditos perros Pug de mierda, el mahometanismo, la "teoría de género" y demás. 

...

20 ago. 2017

Veritas

HOPPER, Edward.

Una idea: "Mi única verdad: coherencia con el destino. Me cargo, me soporto, me respondo a mí mismo: así, y sólo así, le respondo al Logos, a ΙΧΘΥΣ, el Rex Regis". 

Sin embargo, la idea anterior resulta parcial. No me cargo, ni me soporto a mí mismo. Él, ΙΧΘΥΣ, me anima en todo momento: conmigo y a pesar de mí. 

Misteryum magnum. 

...